Navidades sin Gluten en PortAventura

Buenos días luneros,

Hace ya algunas semanas que acabaron las Navidades. Pero seguro que muchos, al igual que nosotros seguís recordando de tanto en tanto los buenos momentos de estas fechas.

Nosotros este año decidimos pasar la Nochebuena y Navidad en PortAventura.  No era la primera vez que íbamos, somos unos forofos de los parques de atracciones y en concreto PortAventura nos encanta. Pero la verdad es que nunca habíamos estado en Navidad ni nos habíamos quedado varios días. Fue una experiencia estupenda, en todos los sentidos. Y es que para mi PortAventura es un paraíso sin gluten 😉

casa-bosque-encantado

 

Como os comentaba, esta vez decidimos pasar varios días en el parque.Y optamos por hospedarnos en el PortAventura Hotel Gold River. Lo que más miedo me da cuando vamos de hoteles son los desayunos, sobretodo por la pequeña. Y es que no siempre tienen un amplio surtido. Pero la experiencia en este caso fue estupenda.

hotel-portaventura

 

Teníamos media pensión. Así que la primera comida que hicimos en el hotel fué la de Nochebuena. La comida era tipo self-service. Pero nada más entrar al comedor nos atendió a mi pequeña y a mi una chica muy agradable y fué ella la que nos sirvió toda la cena. Nos dijo que no nos aconsejaba que cojieramos nada del self-service por peligro de contaminación.  Y nos ofreció un amplio abanico de posibilidades sin gluten, que preparan aparte. Al ser Nochebuena optamos por unos canelones, que he de decir que estaban muy buenos. La peque no dejó ni un trocito. Yo también me pedí unas cigalas, de las cuales también acabó picando ella. Y de postre unos helados. Si he de poner una pequeña pega es que nos quedamos con ganas de turrón. Preguntamos si tenían pero nos comentaron que no nos podían asegurar que fueran sin gluten. Peró me pareció estupendo que no se la jugarán. Teníamos todas las fiestas por delante para comer turrón.

A la mañana siguiente, y con toda la emoción de haber abierto los regalos que nos había dejado Papá Noel, nos fuimos a desayunar. Y el desayuno tampoco decepcionó. Al igual para la cena fué una única camarera la que se encargó de servirnos y de explicarnos todas las opciones que teníamos, que no eran pocas. La pequeña se decantó por unos cereales de chocolate. Y yo por unas torradas con tomate y jamón serrano.  Y al final también compartimos entre las dos unas magdalenas sin gluten. El desayuno del día siguiente fué parecido. Y es que somos animales de costumbres 🙂

Para la  cena del día de Navidad la peque muerta de sueño, de no haber parado en todo el día, volvió a pedir canelones. Y yo esta vez me decanté por una pizza. Y el postre volvimos a repetir helado. Y ella encantada claro.

El primer día nada más dejar las maletas en la habitación nos fuimos a disfrutar del parque. Y es que no hay tiempo que perder. Si PortAventura ya nos encanta en cualquier otra época del año, en Navidad no podéis dejar de ir, es una maravilla. No solo por que la decoración inunda el parque, de un ambiente navideño en cada esquina, si no también porque los espectáculos son aún más bonitos si cabe en esta época del año.  Además del Jardín Encantado que nos dejó a todos con la boca abierta. Los mayores volvimos a ser niños durante unos minutos, mientras nos adentrabamos en el, camino de la casa de Papá Noel.

el-bosque-encantado

espectaculo-musical

espectaculo-musical

burbuja

sesamo-aventura

Y después de tantas emociones, hay que llenar bien el estómago. El primer día comimos en La Cantina, un restaurante self-service de la zona de México. Tienen dos menús, uno infantil y otro para adultos con varios platos a elegir. Aquí también se encarga una sola persona de atenderte, evitando posibles errores. La pequeña comió unos nuggets con patatas y un Danonino. Yo me pedí  macarrones, libritos y tiramisú. Nada mal ¿no?

Mientras comíamos pudimos disfrutar de un espectaculo navideño con bailes típicos mejicanos.

El segundo día, decidimos comer un poco más relajados en un restaurante de carta. Nos decantamos por The Iron Horse del Far West. No era la primera vez y en esta ocasión tampoco decepcionó. Los restaurantes con carta de Portaventura cuentan con 2 cartas aptas para celíacos una infantil y la otra para adultos. Las dos con bastantes opciones. Además en este te ofrecen también opciones fuera de la carta, que de igual manera preparan aparte. Como os he comentado anteriormente en cada restaurante hay alguien encargado de atender a los celíacos. Me parece una opción genial ya que evitas riesgos y saben contestarte a cualquier duda que te surja. La peque que es de costumbres y como algo le guste, para que arriesgarse con otra cosa. Volvió a pedir nuggets y estuvo picando también de los nachos que había pedido yo, junto con una hamburguesa, con un panecillo muy bueno por cierto.

Así que si estáis pensando en ir PortAventura no lo dudéis. Es un plan genial para hacer en familia y por la comida sin gluten ya véis que no tenéis de qué preocuparos.

portaventura atardecer

¿Y a vosotros os gustan los parques de atracciones? ¿En cuales habéis estado? ¿Cual ha sido vuestra experiencia?

Un abrazo y hasta la semana que viene.

P.D: Se que las fotos de los platos no se ven demasiado bien, pero llegábamos con tanta hambre que nos nos daba tiempo ni de hacerle fotos a la comida ;P . Prometo fotos mejores la pròxima vez.

6 comentarios sobre “Navidades sin Gluten en PortAventura

  1. Hola! He estado buscando en tu blog pero no he podido encontrar nada. Como comentas que has estado en Port Aventura y que os gustan muchos los parques de atracciones, quería preguntarte sihabéis estado en Disneyland Paris… Voy la semana que viene y quería saber si era posible comer sin gluten, si podíamos meter comida y que tal precios tienen. Gracias!!! Muchas gracias por tus aportaciones

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas! Si estuvimos en Disney hace unos 5 años. Aún no teníamos el blog, por eso no hay nada sobre el tema. Tienen menú para alérgicos e intolerantes. Pero la verdad es malísima. Es tipo comida preparada para calentar en el microondas y no está muy buena. Hay pocas cosas que no me gusten pero te aseguro que era muy difícil de comerse aquello. En aquella época aún no teníamos a la pequeña solo era yo la celíaca, pero dudo que un crío se pueda comer eso. Al final optamos por ir siempre a restaurantes de carta, por lo que claro el precio subía bastante, pero al menos así comía algo, y pedir carne y verdura la plancha, patatas al horno. ..Hablábamos con ellos y les explicábamos que era celíaca y no tuve problemas de contaminación cruzada. Y el hotel la verdad sí que tenía bastante variedad sin gluten para el desayuno. Lo que no te sé decir es si puedes entrar comida al parque? Diría que no pero no te lo puedo asegurar. Espero haberte servido de ayuda. Un saludo. Y si tienes alguna duda más aquí estamos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s